Así es como trabajamos

Si tu marca es la percepción que tienen de tu organización, la imagen mental que eres capaz de crear con lo que proyectas, branding es todo lo que podemos hacer para que esa imagen sea la que tiene que ser. Ese “todo lo que podemos hacer” es muy amplio y lo agrupamos en tres grandes bloques que se corresponden con

pensar, crear y hacer: estrategia, identidad y activación.

Hemos comprobado mil veces que la mejor forma de modular la imagen que proyectamos es construir desde dentro para proyectar hacia afuera. Sumergirnos en la realidad de cada compañía para poder hablar de tú a tú con cualquier miembro de la organización es la mejor manera de identificar y ordenar los puntos fuertes sobre los que construir, a la vez que la garantía de que tu marca será sostenible y sostenida por tu equipo de forma autónoma.

Hemos comprobado mil veces que la mejor forma de modular la imagen que proyectamos es construir desde dentro para proyectar hacia afuera. Sumergirnos en la realidad de cada compañía para poder hablar de tú a tú con cualquier miembro de la organización es la mejor manera de identificar y ordenar los puntos fuertes sobre los que construir, a la vez que la garantía de que tu marca será sostenible y sostenida por tu equipo de forma autónoma.

Con el marco estratégico definido, necesitamos recursos tangibles propios con los que trabajar para apropiarnos de canales, materiales, situaciones y experiencias. Algo así como dotar a las marcas de voz, cara y ojos. De todo lo necesario para sacarlas ahí fuera y ponerlas a trabajar a favor del negocio, los objetivos y las personas.

Ahora sí, tenemos todo lo necesario para modular cómo se percibe tu marca en los distintos momentos que cada persona interactúa con ella, ya sea en un medio físico o digital, alguien de dentro o de fuera de la empresa. Velando por la coherencia en cada interacción para aportar consistencia y credibilidad.

Y vuelta a empezar. Lanzar, aprender e iterar para acercarnos de forma cada vez más eficiente a los objetivos está en nuestro ADN.

Nuestro enfoque transversal (imprescindible para llevar a cada marca a donde debe estar) pasa por combinar disciplinas y especialidades.

Se nos da bien eso de ver las cosas desde diferentes perspectivas a la vez. Podríamos decir que nos gusta tanto entrar al microdetalle como dar un salto y ver todo desde el espacio.

Es el punto inicial de nuestro trabajo. Siempre empezamos por aquí para que después todo lo que desarrollemos responda al criterio que te ayudará a crecer, a competir, a conectar. Entendemos tu reto y te ayudamos a abordarlo desde dentro. Desde tu trayectoria, tu visión, tus recursos/capacidades, tu equipo. Escuchándote, pensando, ayudándote a encontrar y aprovechar nuevos caminos. Acompañándote para formar contigo un equipo mejor que la suma de vosotros y nosotros.

Es el punto inicial de nuestro trabajo. Siempre empezamos por aquí para que después todo lo que desarrollemos responda al criterio que te ayudará a crecer, a competir, a conectar. Entendemos tu reto y te ayudamos a abordarlo desde dentro. Desde tu trayectoria, tu visión, tus recursos/capacidades, tu equipo. Escuchándote, pensando, ayudándote a encontrar y aprovechar nuevos caminos. Acompañándote para formar contigo un equipo mejor que la suma de vosotros y nosotros.

Nos expresamos con formas, colores, texturas o fotografías, pero trabajamos obsesivamente con palabras. Guiados por la máxima "bocetar menos, pensar más", no empezamos a diseñar hasta que tenemos perfectamente claro qué queremos contar. Y no damos un solo paso sin tener bien atado el anterior; una razón lógica siempre en cada pequeña decisión. El objetivo: cuidar la coherencia con lo definido en la estrategia de la marca y optimizar la consistencia en los elementos de su identidad visual.

Trabajamos de manera holística, vinculando estrategia, diseño y tecnología para alinear marca y experiencia de usuario en potentes productos digitales. Mediante talleres de inmersión colaborativos con nuestros clientes, que nos ayudan a entender los objetivos de negocio, definimos el propósito para construir experiencias memorables. Y a partir de ahí medimos el éxito para obtener datos que nos ayuden a que la marca y sus productos sigan creciendo y escalando.


Nuestro branding es techie por naturaleza, así que la tecnología, en realidad, lo baña todo. No somos dogmáticos con ella, tenemos claro que es el medio y no el fin. Utilizamos e implementamos lo que creemos que es mejor en cada contexto. Siempre con el foco en automatizar tareas que no aportan valor. Nos gusta mimetizarnos con los equipos de tecnología de nuestros clientes, trabajando con sus propias metodologías para facilitar los procesos y conseguir que todos seamos felices.

El pistoletazo de salida al mundo exterior. Todo eso que pasa cuando la marca tiene cimientos y recursos, y busca acción. Lo enfocamos todo desde responder al "¿y ahora qué?" y nos lo montamos para darle respuesta. Puede que sea un plan de campaña, un apoyo en Comunicación, una reflexión estratégica o apoyo en una ejecución táctica. Lo que haga falta para que al darle al botón de ON todo fluya.