S-)

La alianza de la IA para las marcas

Post
Artículos
Año
2024

El uso de la inteligencia artificial para construir marcas auténticas y sostenibles ha llegado para quedarse. Tenemos la certeza porque predicamos con el ejemplo desde hace meses, utilizando diferentes herramientas que nos permiten activar nuestra marca y empoderar a nuestros más que partners.

En este post queremos compartir contigo lo que hemos aprendido, siempre desde nuestra visión transversal —que une estrategia, identidad, producto y tecnología—, mientras explorábamos caminos que nos han llevado lejos. Aunque sepamos, con toda seguridad, que este es el inicio de una travesía con la que contribuir cada vez más a que los negocios perduren.

Cuanta más estrategia, mejores resultados

El trabajo estratégico es un must en Soluble. Porque define la esencia de una organización y ayuda a que conecte con el futuro desde la autenticidad y la congruencia. Es por ello que cualquier trabajo de activación parte de estas herramientas de marca que encapsulan la realidad y ayudan a exprimir la IA en distintos frentes

  • Más facilidad de cara a definir los prompts. Conocer el territorio en el que nos movemos, cuáles son los pilares de nuestra marca e incluso las palabras con mayor carga de significado, facilita el trabajo de creación de estas indicaciones para las herramientas de inteligencia artificial.
  • Tener una marca con raíces bien asentadas ayuda a discernir lo que está alineado con la marca y lo que no. Esto incrementa la agilidad, reduce la incertidumbre y ayuda a conseguir resultados —de investigación, visuales…— más efectivos.

Después de nuestra intensa labor de aprendizaje y aplicación de la inteligencia artificial, lo tenemos más claro que nunca: la IA sin visión de marca solo produce imágenes de stock y contenidos sin diferenciación. Saber lo que buscamos es imprescindible para que los materiales generados contribuyan a la construcción de la marca y, por extensión, a cumplir con los objetivos de negocio. Eso no impide que un bot sea útil a la hora de explorar y conocer la realidad de una empresa.

Elemental, querido Solubot

Con el fin de potenciar la primera fase de relación con los clientes, utilizamos la IA como instrumento de investigación. Sus servicios son útiles en muchos frentes: scrapear webs, analizar bases de datos y documentos muy extensos, extraer la información más importante de nuestros análisis de competencia, encontrar fuentes de información que están muy escondidas…

Es un auténtico segundo cerebro en el que nos apoyamos para agilizar el trabajo, confirmar hipótesis y ofrecer conclusiones todavía más completas. Y eso nos otorga un extra de tiempo que reorientamos hacia lo más importante, la reflexión. Entender a la perfección y luego encapsular la esencia en herramientas teóricas, pero accionables. Medir dos veces y cortar una.

Contenido escrito e IA: multiplicando la agilidad

Tras la inmersión y la definición de la estrategia, se abre un mundo de posibilidades de integración de la inteligencia artificial en la activación de marca. La primera de ellas es la creación de contenido. Porque, de nuevo, permite optimizar los recursos en proyectos que requieren agilidad. Por ejemplo, cuando es necesario mucho contenido, o piezas muy extensas orientadas al posicionamiento SEO.

La cooperación persona-máquina sigue siendo la clave aquí: los bots que creamos y entrenamos ofrecen una base a partir de la que pulir, ya sea ampliando, reduciendo o comprobando la información. Mayor rapidez sin merma de calidad, pero también excelencia contextualizada: trabajamos en función del alcance, maximizando así el valor que obtenemos con los recursos de los que disponemos.

En nuestro caso, entrenamos la Inteligencia Artificial para que utilice la identidad verbal de la marca, para que sea fiel a su voz y los textos estén empapados con su voz (tono, elementos diferenciales…) y su estilo —desde el uso de emojis hasta evitar palabras concretas—. Una labor intensa que busca la excelencia contextualizada.

Esta filosofía la aplicamos con frecuencia en la activación de nuestra propia marca a través de redes sociales, obteniendo ideas de contenido, afinando y resumiendo textos… Todo aquello en lo que podemos obtener un verdadero valor de automatizar las tareas.

Inteligencia artificial en piezas visuales

Para cerrar el círculo y acompañar al contenido escrito, estamos trabajando en la creación de imágenes y piezas visuales con Midjourney. En este tipo de trabajos tan creativos, con un valor algo más intangible, la mano experta del profesional cobra una especial importancia. Porque, hasta ahora, las personas dedicadas al diseño ilustraban su idea mediante el uso de software, y en el contexto actual estos roles pueden cambiar, hasta el punto de que la IA defina por completo el resultado.

Por eso, insistimos, es imprescindible tener claras las necesidades de las marcas con las que trabajamos. Siendo fieles a este marco de trabajo, se reduce la desviación con respecto al territorio o al posicionamiento. En otras palabras: hay una importante labor de optimización antes de dar el sello de calidad.

Entrenamiento continuo

Iterar y ajustar, iterar y ajustar. La labor de entrenamiento de una IA es intensa: aportar documentos de referencia, ejemplos, prompts que vayan afinando los resultados poco a poco… Y también retroalimentar los resultados con las propias imágenes que ella misma ha creado, para que los frutos de su labor sean cada vez más congruentes con al marca. Seleccionar las piezas que mejor proyectan el universo de la marca —y descartar aquellas que nos alejan de él— es una labor imprescindible.

Empoderar a los equipos: guías de estilo sobre prompts

Un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Recorrer este camino de aprendizaje y experimentación nos ayuda a empoderar a los equipos con los que compartimos nuestro día a día, para que puedan conseguir mejores resultados de una forma más eficiente.

¿Cómo? Definiendo guías de estilo de prompts con las que cualquier persona, aunque no cuente con un conocimiento profundo, entenderá qué palabras utilizar, los tipos de planos que se buscan, las referencias a tener en cuenta e incluso los tecnicismos que son necesarios si se quiere sacar todo el jugo a la IA.

Del mismo modo que abrazamos los cambios en herramientas clave, como Figma, nuestra visión holística nos ha llevado a abrazar la inteligencia artificial como una herramienta más con la que ganar en impacto y eficacia. Una alianza para seguir haciendo que las buenas empresas parezcan tan buenas como realmente son.

En Soluble nada ocurre por una única persona. Para hacer este post posible ha sido necesaria la intervención de Cristian R. Marín en la redacción y de Fèlix Hernández en el diseño visual.